FANDOM


Los humanos son la segunda raza después de los Finlywe, que comenzó habitando Antilea. Los humanos fueron creados, al igual que los Finlywe, por Aïdín, y poblaron las primeras porciones de tierra de lo que era el continente unido de Antilea. Formaron ciudades y crecieron drásticamente en comparación al resto de las criaturas. Formaron reinos y alianzas que los convirtió rápidamente en la raza hegemónica de toda Antilea.

Son hábiles con todo lo relacionado con la tecnología. Gente inteligente, inquieta y cuya sociedad esta basada en una competencia tan grande que esta es la causante del continuo rápido desarrollo de la raza humana.

Origen y comienzo

Los humanos comenzaron a poblar lo que en su momento fue la totalidad de Antilea, un vasto continente solido y sin estar fragmentado –como se conoce hoy en día–, formando pequeños asentamientos que al principio se vieron aislados unos de otros. Los humanos se reproducieron con rapidez, por lo que estos asentamientos crecieron y pronto se encontraron entre ellos. Se formaron alianzas, y con el tiempo estas acabaron siendo en consecuencia el reino que ahora conocemos como Tuitusk.

Los humanos que habían estado poblando Skelris, se retiraron hacia Tuitusk en cuanto vieron que había una mayor calidad de vida, en una tierra habitada por una sociedad bien estructurada donde era muy sencillo obtener una buena casa y un buen trabajo. Al contrario que los humanos que habían estado permaneciendo en Skelris, que vivían escasamente de lo que les proporcionaba la naturaleza, y no tenían acceso a demasiadas diversiones, ya que Skelris había sido completamente dominada por Finlywe y cuyo entorno había sido «preparado» para la vida Finlywe.

También había algunos humanos en Nivemba, pero acabaron trasladándose también a Tuitusk debido a las extremas condiciones climáticas que había en Nivemba, poco convenientes para la vida humana. Tuitusk aumento drásticamente su población y se desarrollo, formando nuevas ciudades y generando una economía fluida.

Características

Es la raza menos predeterminada por su condición racial. El humano es imprevisible, y puede tener cualquier personalidad, hacer cualquier cosa sin que su condición humana haga que sus acciones sean de un modo u otro. No es una raza solida como los Finlywe, que tienen unas convicciones e ideales innatos que forman parte de ellos como raza. Los humanos son considerados por muchos, como la raza «mas libre» de toda Antilea, ya que no deben nada a nadie, e incluso son libres de escoger si creer o no en los dioses o en Aïdín.

Viven en sociedades amplias, con una jerarquía marcada claramente por la riqueza. No existe un margen de clases muy amplio, dado que tras el gran desarrollo que han tenido han sabido generar una sociedad formada por una clase media amplia, por lo que los humanos por lo general son una raza feliz, ambiciosa, ociosa y conflictiva, esto ultimo normalmente generado por el exceso de confianza en si mismos que ellos tienen.

Modo de vida de los humanos en Antilea

Trabajo

A mediados de la segunda caída de luna, fue completamente eliminado el derecho a herencia total, solo siendo capaces de percibir un 30% de la herencia total. Lo que esto causo, es que después de varias décadas, y mas tarde, siglos, la sociedad humana de Tuitusk se acostumbrara a trabajar duro durante toda la vida par poder obtener lo que merecidamente habrían luchado por conseguir. Hay una oferta de trabajo amplia continua, ya que Tuitusk continua en un permanente desarrollo, pero especialmente la economía del reino humano se mueve por la ganadería y la agricultura, por lo que la mayoría de los empleos giran en torno a la producción de alimentos. También son una raza guerrera, por lo que también es un empleo importante el de militar. Tuitusk cuenta con un ejercito amplio y en continuo ascenso e instrucción.

Ocio

Los humanos son los creadores del arte, y disfrutan del teatro, la música y muchas actividades ociosas. De hecho, los artistas son reconocidos en toda Antilea y por lo general son bien vistos incluso por las otras razas. Los humanos tienen multitud de formas de diversión. Entre beber hasta caer por los suelos, disfrutar de grandes conciertos y festividades, asistir a obras teatrales, y realizar concursos deportivos, y muchas celebraciones y actos de ocio mas.

Religión

Los humanos de Antilea creen en Aïdín, al igual que los humanos de Isílnaren. La diosa titánide Aïdín creadora de todo. Es venerada de múltiples maneras, aunque comúnmente tiene sus propios templos donde los humanos realizan sus correspondientes rituales para honrarla y agradecerle el hecho de haber creado el mundo, y de algún modo, «moderarlo».

Las distintas culturas humanas.

Los humanos se han desarrollado de forma distinta según el rincón del mundo en el cual han crecido. Son muy distintos los habitantes de Halney-Haruál, a aquellos que han nacido en la Facción Norte, y así sucede con una variedad de ejemplos.

Continentales.

  • Continentales: Son denominados así aquellos humanos que han nacido y se han criado en entornos de temperaturas suaves, posiblemente cálidas. Toda la sociedad ha dependido y se ha desarrollado en base a ello, y la actitud de estas gentes con el paso del tiempo ha tomado una forma muy específica y particular. Son Continentales los nacidos concretamente en Tuitusk y la Facción Austral, quienes tienen un comportamiento y un aspecto físico muy semejantes. Son de estatura mediana, aunque hay muchas variaciones en ese aspecto. Tienen un cabello de tono amarronado, también negruzco, rostros blanquecinos que en ocasiones se muestran algo más amarronados. Suelen mostrar una complexión corpulenta. Se adaptan bien a cualquier condición climática. Es gente particularmente amable y abierta, con un gran interés por los demás (por lo general) y por el conocimiento. Aventureros por naturaleza y amantes de la tierra. Pecan de confianza en ocasiones y abren sus brazos a todo aquel que se muestra mínimamente amable y merecedor de esta amabilidad de los continentales, sin embargo en el momento en el cual detectan que el otro individuo trata de engañar o no es completamente sincero, se vuelven personas muy destructivas y rencorosas.

Nórdicos.

  • Nórdicos: Los nórdicos pueblan principalmente la facción norte y el norte de Nivemba (estos últimos en menor medida). Característico de su aspecto físico es que poseen un tono de cabello mucho mas claro que el resto de los humanos por lo general, variando inclusive hasta el rojizo. Son gente alta y delgada, salvo si ejercitan mucho sus cuerpos, caso en el que se vuelven corpulentos. Maestros de la caza y gente en principio de pocas palabras. Aunque son personas que al principio parecen distantes o poco interesadas por mantener relaciones amistosas con otras sociedades, es algo complicado para quien neos nórdico llegar a entablar una conversación con ellos sin que se muestren recelosos o desconfiados. Una vez el nórdico confía y se siente cómodo en la conversación, resulta muy amable y ante todo, sincero. Viven en poblados muy dispersos los unos de los otros sin embargo muy concentrados en población y estructuras.

Desérticos.

  • Desérticos: La gente de HalneyHaruál tiene un tono de piel mucho mas oscuro debido a la continua incidencia solar sobre sus pieles, que con el paso de las generaciones ha ido adaptándose de modo que los protegiera mejor de su incidencia. Suelen tener cabello moreno y los ojos varían entre tonos verdes a tonos dorados. No son gente tan alta, pero si tienen una constitución fuerte y recia. Los rasgos faciales suelen ser duros y afilados; además el aspecto inocente o juvenil que pueden llegar a tener durante los primeros años de vida se esfuma con gran rapidez al llegar a la edad adulta, sin dejar rastro alguno de ello. Son el tipo de: humanos desérticos, con sus rasgos característicos. Respecto a la forma de ser de los habitantes de Halney-Haruál, es gente que busca ante todo la supervivencia, y en el caso de tener familia tratan por todos los medios de favorecer el futuro de estas. No son gente poco noble, sin embargo en el caso de tener delante una oportunidad para mejorar el porvenir, la toman sin dudarlo un solo instante. Al mismo tiempo, cuando un nacido en Halney-Haruál entabla amistad, a menos que tenga unas intenciones muy concretas, se forma una amistad muy firme y sólida que en escasas ocasiones se rompe. Son muy protectores con sus familias, y se juntan por grupos de nómadas con la intención de que dentro de esas pequeñas sociedades dispersas puedan apoyarse los unos a los otros.

Elïnticos.

  • Elínticos: Elïnticos son aquellos humanos que han convivido durante generaciones con poblados Elïnt, teniendo una afinidad después de ese tiempo con ellos, que ha generado una cultura y forma de vida distinta a la del resto de los humanos. Al contrario que las sociedades humanas, las sociedades de los Elïnticos suelen estar constituidas por grupos pequeños de personas que habitan especialmente entre los bosques. Normalmente tienen uno o dos Elïnt que los guían como ‘maestros’, con la intención de instruir a los humanos para que estos estén capacitados para proteger la creación de La Madre. Sus rasgos físicos, entremezclados en muchas ocasiones con los Elïnt, son característicos por una piel muy pálida y unos ojos muy claros cuyo tono varía entre verdes y mieles, que contrasta con un cabello completamente oscuro y liso, que frecuentemente llevan largo. Son humanos pacíficos que no buscan ningún mal ni conflicto; sin embargo, estos humanos aprenden a pelear al alcanzar la edad adulta con la intención de proteger a los Elïnt y pelear por ellos en el caso de que estos se vean amenazados. (referencia!: los Elïnticos pueden recordar visualmente respecto a sus vestimentas y simbología, a la cultura celta).